Especialización con Sergio Cruz en la Extensión: Biodanza, Voz, Música y Percusión, Módulo I y II, 28-31 Marzo 2024 (Semana Santa) en ABARAXKA Azkoitia, País Vasco, Organizados por Escuela de Biodanza SRT del País Vasco y Escuela de Biodanza SRT de Zaragoza-Logroño

28/03/2024 - 12:00 - 15:00 Escuelas: Formación en extensiones/aplicaciones, Extension viviencial, Taller fin de semana
Azkoitia

CONTENIDO TEÓRICO VIVENCIAL (MÓDULO I Y II JUNTOS)

  • La Naturaleza maestra de la música.
  • Ritmos universales y ritmos biológicos.
  • Melodías y sonidos de la Naturaleza.
  • Aspectos antropológicos de la música.
  • Biomúsica / El cuerpo como origen musical.
  • La voz humana.
  • La palabra emocionada y el lenguaje.
  • Voz visceral, danza y música interior.
  • El movimiento rítmico.
  • El movimiento melódico.
  • Música armónica y orgánica.
  • Músicas y canto con efecto adrenérgico.
  • Músicas y canto con efecto colinérgico.
  • Efectos fisiológicos y biológicos del canto.
  • El canto rítmico. El canto creativo.
  • El canto afectivo. El canto como caricia.
  • El canto chamánico. El canto y el trance.
  • Voz, música y percusión juntos.

El primer módulo será principalmente vivencial, lo que es de fundamental importancia para trabajar y experimentar con la voz y con la percusión en diferentes matices.

Vivenciaremos la voz como un instrumento musical, que produce un movimiento integrado e induce profundas vivencias integrativas y regresión profunda. Daremos toda la teoría referente a la voz y la palabra en Biodanza.

El segundo módulo será principalmente teórico y metodológico. Haremos varias vivencias didácticas para reforzar el aprendizaje como facilitadores de ejercicios de voz en Biodanza. Discutiremos sobre los ejercicios de voz y la coherencia con el modelo teórico del profesor Rolando Toro, como también las posibles variaciones y profundizaciones.

Precio de la Extensión: 270€ hasta el 31 de Enero / 300€ a partir del 1 de Febrero.

Información general, alojamiento, precio, horario, ubicación – PULSA AQUÍ

La RESERVA y descuento se hará efectiva, mediante transferencia bancaria una vez te confirmemos tu plaza, de 100€ IMPORTANTE: poner nombre, apellido y concepto. Cuenta Caja Laboral: ES02 3035 0258 01 2580002067 Asoc. MINOA.

IMPORTANTE: Tu inscripción por medio del formulario de inscripción.

La Extensión esta destinada a Facilitadores y facilitadoras de Biodanza y a alumnos y alumnas en formación autorizadas por las correspondientes escuelas.

Impartida por Sergio Cruz Director de la Escuela de Bolonia con más de 40 años de trabajo profesional con la Biodanza  https://www.biodanzabologna.it/en/en-who-we-are/sergio-cruz

Sergio Cruz nos dice:

LA DANZA Y LA MÚSICA EN BIODANZA

En Biodanza se rescata el placer del movimiento. La satisfacción de sentirse y moverse en el espacio, como posibilidad de emoción, expansión y de crecimiento. Entrar en contacto, abrazar, fluir, respirar, andar, saltar, volar, crear, lanzarse para el mundo, comunicar, dar, amar, desear, conquistar, merecer y recibir.

Todos los movimiento que resultan de un “conocimiento infinito” de una emocionada y visceral confianza de estar vivo y pulsante.

Así es el movimiento del arte: una “fuerza vital” radical, una conexión intensa con la vida, que hace emerger una incontrolable necesidad expresiva, la necesidad de mostrar que la vida es vida, que nos hacen sentir nuevos y maravillosos parches, que pertenecen a las dimensiones y la complejidad de la vida.

El danzarín cuando se mueve, mismo que no tenga fines estéticos, expresa el placer, y éste revela la sensación de plenitud que está experimentando, pues danza la emoción generadora de vida al dibujar con su cuerpo, formas de conexión real con la estética interior, mostrando un camino evolutivo de placer y armonía cósmica. El enlace total con la propia vida.

Cuanto más se impregna el bailarín de emoción, o al vínculo con su propia esencia, más fácil para nosotros es ver la oportunidad de hacer conexiones con nosotros mismos.

Cuanto más profunda es la conexión de él, mayor la posibilidad de alcanzar la belleza y grandeza de la vida, que nos estimula a entrar en contacto con nuestros grandes y maravillosos movimientos.

El movimiento artístico nos permite sentir “lo estupendo”. Elevarnos para lo

transcendente, que nos permite ser y hace emerger en nosotros una profunda necesidad de expresión, dándonos la secreta sensación de que nosotros también somos magníficos.

Si pasamos al movimiento de la música, en nada es diferente. Este es también un movimiento de vida, que nos trasmite la armonía rítmica del Universo, dándonos el impulso de danzar la vida.

Un pianista en sus primeros estudios por ejemplo, experimenta el “sentirse” en seguida o “moverse”, pasando su danza al teclado del piano, o transformar su danza en sonidos, todo va ganando sonoridad. De la misma forma, cuanto más conectado en sus emociones, más fluido en su movimiento, que despierta un impulso altamente atractivo en el sentido de invitar para el movimiento y la danza.

El movimiento de la música integrada conduce a una danza integrada. La música en Biodanza, son y deben ser verdaderamente obras de arte, o mejor, obras de vida, con un poder deflagrador inmediato, una invitación a la unidad orgánica, a la integridad y a la plenitud. En otras palabras: Una invitación a estimular el vínculo con los movimientos vitales, un sumergirse en los horizontes de la vida, a través de la emoción de ser y la satisfacción de expresar.

LA VOZ EN BIODANZA

El trabajo de integración y liberación de la voz en Biodanza es de importancia fundamental, o lo que llamo “movimiento vocal” o “danza de la voz”. En la propuesta integrativa de Biodanza, la voz no puede ser aislada del movimiento integrado, de la danza, en que los segmentos pélvico, abdominal, diafragmático, pectoral, cervical y oral fluyen integrados y libres, extendiéndose por resonancia a los brazos, manos, piernas y pies. El comprometimiento con la emoción y con la expresión debe ser total.

La palabra en Biodanza debe de ser normalmente reducida al mínimo, por tener una fuerte connotación y estructuración racional-cortical. Pero cuando esta palabra es emocionada, se va transformando en una danza.

Muchas personas que trabajan con la voz diariamente consiguen expresar muy bien las propias ideas y objetivos con palabras, pero cuando se trata de hablar de las propias emociones que envuelven su vida, sus propias pasiones, esas mismas personas se bloquean y mal consiguen respirar, y la danza integrada queda totalmente imposibilitada.

En el trabajo de voz en Biodanza, estimulamos esta danza, que ritmo, respiración, movimientos internos y expresiones externas surgen completamente integrados.

A través de la voz como un sonido musical o como una danza sonora, o sea, a través del canto, conseguimos llegar a la “vivencia”, que es una vibración de cura, una pulsación que penetra y es envolvente y al mismo tiempo, disolvente.

Los chamanes utilizan cantos para ritmos des armónicos en movimientos rítmicos saludables y armónicos. Ellos respiran y cantan armonía, como la brisa que acaricia las flores de los árboles, o como el viento en las ondas del mar, o el mar en la arena de la playa, o como las aguas en cascadas sobre las rocas.

Flujos orgánicos curativos que reactivan la danza de la vida y la música cósmica. Los movimientos integrados son música, basta sentirlos, admirarlos, vivenciales. Todos nuestros abrazos son sonoros, todos nuestros encuentros con la vida son musicales.

El canto y la voz en biodanza son movimientos vitales, pura emoción. Biodanza es movimiento, emoción, música, canto. Y la danza de la vida es ciertamente: El Arte de existir.

Sergio Cruz.


Rakel Ampudia Gonzalez
rakelampudia@gmail.com